Un desarrollo sostenible para Canarias

 

Carlos Castilla *

 

Hace unos quince años, en una universidad alemana hicieron un estudio de simulación con modelos informáticos sobre el futuro de la Humanidad, y solo dos de ellos mantuvieron la coherencia. En el primer caso hablamos del de la globalización neoliberal (el que tenemos ahora), pero llevaría al desastre en pocas décadas. Por tanto, solo queda un camino a seguir que, aunque se trate de algo más amplio y complejo, podemos resumir como el camino del desarrollo sostenible. Realmente, esto ya se sabe y está reconocido, especialmente desde la Cumbre de la Tierra (Río 92), donde se ratificó el desarrollo sostenible como el objetivo central para el siglo XXI. El desarrollo sostenible es una mezcla de ética y sentido común, pero también es sueño y utopía; el mejor de los mundos vividos hasta ahora por el simple hecho de que, para conseguirlo, hace falta acabar con todo lo injusto, la guerra y la opresión, las grandes desigualdades, el abuso del planeta, etc.

Canarias debe contribuir al desarrollo sostenible de la Humanidad desde lo local, siendo de una vez por todas cabeza de ratón en lugar de cola de león. Así como hemos tenido dificultades para el modelo actual por culpa del aislamiento, la insularidad, la falta de algunos recursos, etc., ahora tenemos un potencial enorme para el modelo sostenible, incluso una ventaja comparativa. Por ejemplo, somos un paraíso para las energías renovables, una tierra fértil con infinidad de microclimas que permiten cultivar prácticamente de todo, estamos rodeados de agua, etc. Podemos y debemos cuanto antes dirigir la proa de nuestro barco hacia el rumbo correcto, hacia el único futuro posible y deseable. No esperemos más.

Una vez más, el hecho de ser un Estado soberano es sin duda una condición indispensable, porque, como comentamos en el artículo anterior, la autosuficiencia en los sectores básicos (agua, energía y alimentos), así como una población equilibrada (respetar la capacidad de carga del territorio hasta donde sea posible), son requisitos necesarios para acercarse a ese sueño de sociedad ideal. Por último, hay que decir que un ingrediente importante, aunque muchas veces olvidado, en el desarrollo sostenible es la cultura propia y la identidad, siendo este uno de nuestros puntos más débiles y que también se resolvería con una política cultural canaria auténtica, diseñada desde una nación libre.

* Profesor titular de Economía Aplicada, especialista en desarrollo sostenible.

COMENTARIO

Rodolfo Palmero

Lógicamente, para contribuir a la sostenibilidad mundial tenemos que hacerlo desde nuestras islas. No nos valen recetas externas. La Política Agraria Común (PAC), por ejemplo, está diseñada para y por la Unión Europea de acuerdo con sus intereses continentales que no son extrapolables a Canarias. Necesitamos de medidas y soluciones propias. No nos valen tampoco las de las Regiones Ultraperiféricas de la UE, donde nos tienen encorsetados. La necesidad de valernos por nosotros mismos está evidenciándose día a día. Artículos como estos contribuyen a mentalizar a nuestra gente. Ojala que los mandamases se bajen de sus poltronas y se sacudan de prejuicios que los tienen maniatados, y tomen conciencia de que se deben a su pueblo, a su gente, por encima de sus espurios intereses personales y de casta privilegiada.

Anteriores ---»

¿De qué vamos a vivir los canarios?

España y Europa no nos mantienen

Las tres grandes mentiras sobre Canarias

Desarrollo sostenible [video]

 

* CARLOS CASTILLA GUTIÉRREZ

Licenciado en Ciencias Económicas y Empresariales por la Universidad de La Laguna (Junio/1983), Doctor por la U.L.L. (Junio/1994) con la Tesis Doctoral: “Economía Ecológica: estudio de valoración de los ecosistemas forestales de Canarias”, centrada en el concepto de Desarrollo Sostenible y con la incorporación de la dimensión ética.

Docencia en Economía Política (Licenciaturas de Económicas y Sociología) y en Desarrollo Sostenible (Responsable de esta línea de investigación en el Programa de Doctorado “Formación, empleo y desarrollo regional” de la U.L.L.

Investigación centrada en el Desarrollo Sostenible, básico y aplicado a la realidad canaria. Ha publicado importantes trabajos sobre esta temática y participado en congresos especializados nacionales e internacionales, así como en varios proyectos de investigación en el mismo campo. Asimismo, ha impartido numerosos cursos, talleres, conferencias, etc. También dirige tesis doctorales y trabajos de investigación, destacando los que se realizan en el seno de un Convenio U.L.L.- Universidad Experimental de Guayana (Pto. Ordaz, Venezuela).

Ha dirigido el Aula de la Naturaleza y Medio Ambiente del Vicerrectorado de Extensión Universitaria de la U.L.L., desde donde se promociona de forma especial la agricultura ecológica. Es miembro del Consejo de Expertos de la Reserva de la Biosfera de la UNESCO para la Isla de El Hierro.